¡Aún hay mucho por hacer! Plena realización en la 3ra edad

Los adultos mayores han retomado su importante presencia ante la sociedad, por lo que debemos reconsiderar su fuerza ya que son todo menos frágiles. Actualmente son un recurso invaluable y caemos en un grave error al pasarlo por alto. 

Un considerable número de personalidades han obtenido sus mayores reconocimientos después de los 60 años, claro que ha habido una trayectoria que los ha precedido, pero, contrario a lo que se piensa, la cúspide del éxito se puede encontrar en la tercera edad, esto no es ningún impedimento. 

Por ejemplo, el aclamado actor Morgan Freeman obtuvo su primera nominación al Oscar a la edad de 50 años, a esta edad algunos actores incluso ya consideran retirarse. Años después logró obtener la aclamada estatuilla por la película ‘‘Million Dollar Baby’’ a sus 67 años. Por otro lado, su contemporáneo George R.R. Martin de 66 años, escritor de la popular saga ‘‘Juego de tronos’’ ha anunciado la publicación de su nuevo libro. Las obras predecesoras de este autor marcaron el camino que lo ha llevado hasta este punto, y parece que aún tiene mucho material que ofrecer. 

Los tiempos han cambiado e incluso algo tan inamovible como la vejez ha tomado nuevos rumbos, ya no se considera una jubilación o un ansiado periodo de descanso después de los 60 – 70 años, ahora se buscan muchas maneras de mantenerse activo y el tiempo libre de la jubilación le da una nueva oportunidad a las personas para lograr lo que se quedo en espera de ser completado en la época en que no se tenía tiempo libre. 

La autora Thelma Reese menciona en su libro Cómo las personas mayores están salvando al mundo: ¡Activismo de jubilación al rescate

‘‘El tiempo, para ellos, ofrece oportunidades incluso cuando el envejecimiento trae una sensación de urgencia. Su pasión y sus perspectivas son fascinantes y, en muchos sentidos, inspiradoras. Para algunos, su activismo proporciona una respuesta a la pregunta: “¿Por qué estoy (todavía) aquí?” y razones inmediatas para levantarse por la mañana. 

Así que, no olvidemos que la edad, solo es un número, esto nunca debe ser un impedimento para alcanzar nuestras metas y seguir trabajando para alcanzar nuestra plena realización. Si alguna vez piensas que ya es muy tarde, recuerda que Goethe publicó “Fausto” cuando tenía 80 años!