¿Cómo atender la depresión en adultos mayores?

Una gran parte de las personas de 65 años o mayores sufren depresión. Gran parte de las visitas al médico involucran quejas por la tensión emocional. Una cuarta parte de los suicidios en países desarrollados son de adultos mayores. La depresión es una de las principales causas de la disminución de la calidad de la salud en personas de la 3ra edad.

Adultos que padecen depresión o enfermedades crónicas se centran en sus dolencias físicas y por lo tanto no hay una plena recuperación del trastorno del estado de ánimo. Es aconsejable que se trate la depresión y la enfermedad crónica al mismo tiempo, así como establecer metas de tratamiento y que no se conforme con los resultados de un tratamiento de calidad inferior (si no encuentra resultado, cambiar de enfoque). Es importante también que haya una completa cooperación y comunicación entre el médico y el psicólogo.

También es necesario observar las tendencias del adulto mayor respecto a su consumo de alcohol. Es algo común para los adultos mayores recurrir al alcohol como una forma de hacerle frente a la soledad o con el dolor crónico. Como sabemos, el alcohol es un depresor y deprime aún más en estas situaciones también pueden interferir con los efectos de los medicamentos indicados para la diabetes, enfermedades del corazón y otras enfermedades comunes entre los adultos mayores. 

Para impedir cuadros depresivos es necesario evitar largos periodos de soledad y divagación, se ha demostrado que las fotografías son un excelente detonante de buenos recuerdos lo cual automáticamente mejora el humor de las personas y con ello reducir el dolor. De la mano va que las personas con fuertes lazos familiares o de amistades sean más resistentes a la depresión. Es especialmente importante para las personas mayores hacer un esfuerzo para conocer gente nueva. Algunas sugerencias que pueden facilitar esto son: probar el voluntariado, tomar una clase de noche, mantener conexión con compañeros y amigos antiguos, involucrándose en la iglesia o buscar un restaurante o cafetería para pasar el rato y salir un poco de la casa.

Es comprensible que los adultos mayores se sientan deprimidos al perder su independencia y su movilidad. Los seres humanos prosperan cuando tienen opciones y se sienten en control. Ayudemos a nuestro adultos mayores a retomar ese poder de decisión en tareas básicas, pues será muy importante para ellos. 

En CasaMar siempre buscamos que nuestros residentes mantengan una fuerte salud emocional siendo tratada por nuestros terapeutas y personas capacitado que siempre brindara su atención y comprensión. ¡Conoce más sobre nosotros y cómo contribuiremos a mejorar la calidad de vida de su familiar!