Mascotas, hoy y siempre, la mejor compañía

¿Quién puede evitar sonreír al ver a su mascota? Algunos estudios sobre el uso de perros con fines terapéuticos han demostrado el impacto que tiene su presencia en la salud y ánimo de las personas.

Tareas tan simples como pelar y cortar trozos de un bocadillo para dárselos a nuestro perro puede resultar una actividad en la que nos involucramos enteramente y estimulará en nuestros abuelos sentimientos semejantes a los que sientes al responsabilizarte de un hijo. De esta forma, los síntomas vinculados al aislamiento y la soledad que pueden llegar a sentir los abuelos que viven solos disminuyen considerablemente.

Cuando el ser humano está en contacto con animales segrega oxitocina y endorfinas, y se reduce el ritmo cardiaco y la presión arterial. La presencia de un perro nos trae predisposición a generar pensamientos positivos, disminuye nuestro aislamiento y nos ayuda a expresar emociones, y compartir la experiencia. Se incrementa la capacidad de comunicación verbal y no verbal y la interacción social. Si el adulto mayor vive solo pueden caer fácilmente en la apatía. Adoptar un animal de compañía le obliga a realizar rutinas diarias para cuidarlo, asearlo, jugar, alimentarlo y, en consecuencia, hacerse cargo de sí mismos. La persona se siente más útil e incluso, pueden aumentar las ganas de vivir y disminuye la ansiedad y la necesidad de medicación. Los animales permiten que las personas rían sus gracias, pero también que se rían de ellas mismas y de lo que las rodea.

Por otro lado, los cuidados que requieren estas mascotas y su alto grado de dependencia pueden llegar a ser muy demandantes en comparación con la energía de algunas personas mayores, sobre todo si son las únicas que están a su cargo. Si decides que un perro no es la mascota perfecta para el abuelo de la familia, aquí te recomendamos otras que nos roban tanto el corazón como nuestros queridos canes.

En los casos de movilidad reducida es conveniente adoptar un gato debido a la característica de sus cuidados. Este felino, tiene una actitud muy independiente y adorable. Es un animal doméstico y tierno, su ronroneo tiene incontables beneficios para nuestra salud, e incluso el hecho de que algunos de ellos se pasen la mitad del tiempo ignorándonos, hace que los queramos más.

Hay cientos de motivos para estar cerca de algún animal, nos hacen mejores personas y la soledad se vuelve cosa del pasado. Sin importar la edad y tu situación, dejarse acompañar por una mascota nos cambia la vida…